Cómo sobrevivir al verano
TIEMPO DE LECTURA: 4 minutos

El calor abrasador se hace de notar desde mayo hasta bien entrado octubre. En Andalucía suele ser la estación del año que viene seguida del invierno, y no la primavera. ¿Cómo puede ser eso posible? No hay una explicación exacta de por qué en esta región las temperaturas pegan drásticos cambios que nos hacen cambiar la ropa del armario cada 3 meses. Mientras lo averiguamos y no, te recomendamos unos tips muy útiles para saber cómo sobrevivir al verano en Córdoba (o en toda Andalucía).

Lo primero de todo es seguir paso a paso las recomendaciones de un cordobés experto en épocas de hastío y sequía. Saben de sobra como combatir con esas temperaturas infernales que no dejan de salir en televisión. Cansados de ver siempre que su tierra está siendo atacada por una ola de calor, tienen creada una rutina apta para el mes de agosto.

Si vas a visitar Córdoba por las fechas más difíciles, estate atento a cómo sobrevivir al verano en Córdoba y no morir en el intento:

Cómo sobrevivir al verano en Córdoba

Cómo sobrevivir al verano en Córdoba: Parte I

Las recomendaciones principales para una persona que quiere adentrarse en el desierto es que no cometa atrocidades y se hidrate sin descanso. No somos médicos ni damos consejos sobre salud, pero un cordobés no se separa de su botella de agua. Aunque puede haber algunos que anden hidratándose con las cervezas artesanales de su barrio.

Además de calmar la sed, conviene hacerse un horario de visitas. Es decir, nada de plantarse a las 4 de la tarde frente a la Mezquita, porque probablemente no lleguemos con vida a su interior. Desde esa hora hasta las 8, probablemente no quede ni un alma en la calle. Si no quieres que te tachen de guiri, será mejor que sigas las indicaciones de los más sabios: los cordobeses.

 

Todo planificado: Parte 2

Con esto nos referimos a hacernos el plan del día atendiendo a las posibilidades según la hora. Lo principal es que desde bien temprano por la mañana estés listo para ponerte en marcha. Los monumentos en Córdoba abren pronto para que sus visitantes puedan aprovecharlo por completo, pero será mejor que te dirijas a barrios como la Judería para verlo tranquilamente. Es decir, la mañana siempre está destinada a realizar las actividades que requieran más espera y atención. De esta manera, podrás aprovechar tu visita turística y recorrer sus calles sin desmayarte.

La Mezquita es un lugar ideal para terminar el día, ya que los elementos con los que está construida hacen que te aíslen del calor las horas de mayor sol. El efecto bodega de sus paredes te mantendrán fresco hasta que caiga la noche.

Cómo sobrevivir al verano en Córdoba

La hora de las pausas

Llegada la hora de comer hay muchas opciones para que puedas seguir tu visita por la ciudad sin dejarte la piel. No podemos olvidarnos de recomendarte que su gastronomía es la estrella de Andalucía, además de fresca y ligera. Encuentra bajo la sombra de sus toldos un hueco en el que pueda salpicarte el agua del riego y pídete un salmorejo bien fresquito.

Las tapas cordobesas son dignas de probar una vez que nuestro estómago está pidiendo auxilio. Escoge de la carta la botella de agua más grande que tengan y dale un gusto a tu paladar con los platos exquisitos andaluces. Si ese día quieres atreverte con la bebida, te recomendamos que pruebes el Vargas, una mezcla de tinto y gaseosa al estilo tinto de verano que está delicioso.

La rica siesta

No viene mal un descanso después de un enorme paseo por las callejuelas cordobesas. Llegada la hora del descanso, hay muchos que prefieren lanzarse a las horas de la tarde perfectas para su foto. Lo cierto es que en verano no es posible seguir andando por el Puente Romano de Córdoba y adentrarse en el siguiente monumento.

Sin embargo, hay cientos de planes si no sabes cómo sobrevivir al verano en Córdoba y una de ellas es la piscina. Puedes acercarte a las piscinas municipales o gratuitas que se encuentran por la localidad para darte un chapuzón y matar el tiempo. Si ves que ya se acercan las 7 de la tarde, te recomendamos que te pongas en marcha para entrar en la sinagoga de la Judería y enamorarte de su encanto.

Cómo sobrevivir al verano en Córdoba

Al caer la noche

La Luna ya asoma y eso es señal de que pronto se nos va a ir la luz, ¡perfecto! Porque en verano Córdoba concentra toda su actividad cuando el sol se esconde. Es decir, los bares sacan sus carteles repletos de experiencias y el ambiente vuelve a las calles de la ciudad. Por un momento creías que Córdoba era fantasma, pero a partir de las 8 es un lugar ideal para pasárselo bien.

Podrás reservar en taquilla entradas para el cine de verano y ver en estreno tu película favorita, o recorrer los patios y jardines cordobeses que por fin respiran después de tanto sol. Además, comienzan los conciertos de música en directo en los Alcázares y algunos monumentos abren sus puertas para que admires la belleza de su nocturnidad.