Fachada del Mercado de Victoria
TIEMPO DE LECTURA: 3 minutos

¿Conoces este mercado gourmet? ¿Has estado alguna vez? En caso de que no, en este artículo te contamos qué puedes encontrar en el Mercado de Victoria y alguna de las curiosidades de este famoso mercado gastronómico.

¿Cómo llegar al Mercado de Victoria?

Antes que nada, para disfrutar de esta maravilla gourmet te vamos a contar cómo llegar hasta allí.

Desde el centro de la ciudad, si coges la Calle Alfonso XIII llegarás en 15 minutos dándote un paseo. Además, si coges este camino encontrarás el Templo Romano, y cuando llegues al final ahí está el mercado.

Otra opción es ir en transporte público, y en Córdoba tienes la red de autobuses y el Cercanías. Ambas opciones te dejan muy cerca del Paseo de Victoria, lugar donde se ubica el mercado homónimo.

Si decides ir en coche tardarás unos 10 minutos desde el centro urbano por la Avenida de la Libertad. Además no hace falta que te preocupes de si habrá o no aparcamiento porque tienes un parking justo al lado del mercado.

Por si estás hospedado lejos del centro o quieres venir a Córdoba solo para vivir una experiencia gastronómica única en este famoso mercado cordobés, te dejamos aquí la ubicación.

plaza central del Mercado de Victoria

Dirección: Paseo de la Victoria, 3

 

Historia

El edificio done se encuentra este conocido gastro-bar se terminó de construir en 1877 y en ese entonces era la caseta del Círculo de la Amistad. Hasta 1994 también se celebraba allí la tradicional Feria de Córdoba, hasta que se pasó a El Arenal, donde se celebra actualmente.

Su estructura se basa en varias columnas de hierro forjado cubiertos de zinc sin pared alguna, ya que está recabado al completo por lonas. En 1918 se añade un cuerpo de obra de estilo pseudo-mudéjar y en 2004 el Ayuntamiento de Córdoba decide hacer una reforma para habilitar espacio para acoger eventos culturales y otros eventos, y recibe el nombre de Sala Victoria.

En 2013 se inaugura por fin el Mercado Victoria, el primer mercado gastronómico fijo de toda Andalucía. Se divide en varias zonas: la plaza central, una terraza mirador y cuatro terrazas (una en cada punto cardinal), varias terrazas veladores, una zona infantil y el restaurante invernadero del Mercado de Victoria, la joya de la corona.

¿Qué hay en el Mercado de Victoria?

En sus más de 30 puestos encontrarás una gran diversidad de estilos culinarios, sabores, y texturas. Tienes hamburguesas, quesos, flamenquines, salmorejo cordobés, y mucha otras especialidades. Y de multitud de culturas gastronómicas: cocina italiana, árabe, mexicana, japonesa, argentina y obviamente española.

Cervecerías, pulperías, marisquerías, fruterías… ¡tienes de todo! En Ostras & Mallorca tienes que hacer una parada obligada para probar las exquisitas ostras de Gillardeau con un vino blanco especial, un champán o una refrescante copa de cava.

Si buscas algo dulce que llevarte a la boca, en Panea encontrarás todo tipo de pasteles, helados y postres; además de cafés y tés tanto como tomar como para llevar. Y si quieres hacer una cata de vinos tienes La Vinoteca, con más de 90 referencias de riojas, tintos, blancos y espumosos de distintas denominaciones de origen.

Crazy Potato en el Mercado de Victoria

Tampoco te puedes perder el puesto de Crazy Potato. ¿Adivinas cuál es su especialidad? Aquí puedes encontrar las patatas asadas más tiernas y mejor condimentadas de la ciudad de Córdoba. Es una receta británica tradicional, pero en España es típico de cualquier feria popular que se precie, con distintos ingredientes frescos para rellenarlo. Puedes pedirla con queso, atún, jamón, zanahoria, maíz… le puedes meter de todo.

 

Todo esto y más te espera en el Mercado de Victoria. ¿A qué esperas para ir?

Y si quieres algo más clásico, en el siguiente artículo te desvelamos cuáles son los tres restaurantes que no te puedes perder por nada del mundo si visitas Cordoba.