expresiones típicas de Córdoba
TIEMPO DE LECTURA: 2 minutos

La cultura andaluza se caracteriza por su riqueza gastronómica, su patrimonio histórico, sus paisajes y playas y su gente. Pero, sin duda una de las cosas que más destaca es su forma de hablar, el dialecto andaluz, plagado de palabras y frases que solo entiendes si has tenido la suerte de vivir en esta tierra. Por eso en este artículo te vamos a contar unas pocas expresiones típicas de Córdoba para que entiendas todo cuando llegues a la ciudad.

 

Hacer un perol en el campo

A lo mejor te suena extraño, pero ir a hacer un perol es simplemente ir al campo a hacer un arroz al aire libre. Realmente el perol es el nombre que se le da al recipiente, aunque también se refiere a la acción completa de ir al campo a cocinar.

Se suele hacer el día de la fiesta local de Córdoba, el día de San Rafael, todos los 24 de octubre.

 

¡Tienes un pego!

Tiene otras variantes, por o que también puedes oir ‘un parche’ o ‘una chominá’. Se refiere comúnmente a alguien que tiene mucha tontería, que está un poco pesado ese día o en ese momento o que ha hecho o dicho algo que consideramos una nimiedad.

No es que te estén llamando tonto, es que están diciéndote que eres una persona parchosa, que tienes mucha tontería encima.

¡Ea!

Dependiendo de la situación, el ‘ea’ puede ser más positivo o más negativo. Es una interjección que sirve para todos los contextos, como el ‘ale’, el ‘enga’ o el ‘hala’, por eso, en Córdoba podemos oír »Ea! Pues eso es lo que quería decir» o »Ea, toda la razón’. Se emplea tanto para corroborar algo como para afirmar lo ocurrido, aunque también es posible oírlo precediendo a una queja o para dar fin a una conversación.

Es una de las palabras más típicas de esta provincia, aquí te contamos más.

 

Ponme un Vargas

Alli se te pides un tinto probablemente no te entiendan, o te pongan una copa de vino tinto. Si lo que quieres pedir es un tinto de verano, fresquito, con su vino, su gaseosa y su rodajita de limón, lo que tienes que pedir es que te pongan un Vargas.

Este nombre tan curioso se debe a la invención de esta veraniega bebida, la cual se dice que ocurrió en la Venta de Vargas, el primer sitio donde se empezó a mezclar vino tinto con sifón para conseguir una sensación más refrescante.

 

Ir a bichear

Es una expresión muy cordobesa aunque por su eficacia ya se ha extendido por otras provincias de España. Ir a bichear es simplemente ir a echar un vistazo, mirar a algo o investigar sobre un lugar al que acabas de llegar.

 

Cipote

Se usa para todo, aunque realmente sea un término para referirse al los genitales masculinos. Puede ir acompañado de una frase que exprese enfado o como insulto hacia alguien, por ejemplo: »¡Y un cipote!» o »Este es un cipote». O incluso para expresar alegría como »Cipote, ¡qué bien te ha quedao!».

 

Además de todas expresiones, tienen un refranero envidiable, con expresiones típics que seguro que añades a partir de hoy a tu diccionario. Algunas de las más divertidas son: »¿Qué tiene que ver el caldo con la tajá?», »Hijo de tigre sale pintao» o »Tú sigue creyendo que la mierda es pomada».