Alcázar de Córdoba
TIEMPO DE LECTURA: 3 minutos

Afortunadamente la historia de una ciudad tan importante con Córdoba no puede resumirse en un post de un blog, ni siquiera en dos. Si estás aquí tras haber leído Historia de Córdoba: de tartessos a musulmanes, ¡estás de enhorabuena, tenemos continuación! Si, por el contrario, no has leído Historia de Córdoba I, te recomendamos que lo hagas para ponerte en contexto de lo que viene a continuación. Sea de lo que sea, ¡tenemos más historia de Córdoba para ti!

Recapitulando, la Karduba cartaginesa la conquistaron los romanos, que la llamaron Corduba. Siglos después el Imperio Romano cayó y el territorio pasó a disputarse durante muchos años entre visigodos y bizantinos. Todo esto, hasta que llegaron los musulmanes e hicieron de la ciudad primero un Emirato y después un Califato. Durante esta época la ciudad está en su apogeo económico, comercial, arquitectónico y social. Se convierte en capital de todo el territorio de al-Ándalus y, a su vez, en una de las ciudades más grandes y de más importancia mundial. Hasta que llegan los almohades, trasladan la capital a Sevilla y el territorio comienza a decaer.

Como ves la historia de Córdoba ha estado marcada por altibajos durante sus épocas pasadas. No obstante, la ciudad y el territorio nunca dejaron de ser importantes. Y si no nos crees, sigue leyendo Historia de Córdoba II.

 

Periodo cristiano

Ya en 1235 comienza la conquista de Córdoba por parte de Fernando III de Castilla y de León con chivo expiatorio incluido y es que, tras la captura de un grupo de musulmanes, los cristianos descubrieron que las murallas de la ciudad no estaban bien vigiladas. Aprovecharon esto para colarse en las murallas vestidos de musulmanes y atrincherarse. Fue así como paulatinamente y con el paso del tiempo Fernando III se hizo con el territorio.

Todo alrededor de la ciudad pudo ser poco a poco repoblado por cristianos y, con ello, se fueron expulsando a los musulmanes. Mientras reinó Fernando III se construyeron muchas iglesias que se conservan bajo la nomenclatura de Iglesias Fernandinas.

Con el paso del tiempo y bajo el reinado de Alfonso XI, se empezó a construir el actual Alcázar de los Reyes Cristianos. Fue entonces cuando se trasladó la residencia real a la ciudad cordobesa y, con ello, vuelve un periodo prodigioso para el territorio. No obstante, Enrique V lo convierte en un Palacio y le añade parte de los jardines y los patios con los que cuenta actualmente.

Alcázar de los Reyes Cristianos

En 1369, bajo el reinado de Enrique II se construye la Torre de la Calahorra en la ribera del río con el fin de defenderse de los ataques.

Años después, alrededor de 1478, el Alcázar de los Reyes Cristianos fue centro de mando y, de nuevo, lugar de la corte. Allí se asentaron los por aquel momento monarcas, los Reyes Católicos. Fue ahí donde nación María de Aragón, donde planeaban la conquista de Granada y donde Cristóbal Colón buscó permiso para su ruta a las Indias. Tras la reconquista de Granada y el descubrimiento de América, los Reyes Católicos abandonaron Córdoba y la ciudad comenzó a decaer de nuevo.

 

Siglo XVI a la actualidad

Con el paso de los años, la ciudad fue perdiendo importancia, aunque siempre fue un símbolo territorial por su riqueza y los reyes nunca la abandonaron. En 1523 comenzó a construirse la actual catedral, así como otras iglesias y casas de la época. Años después, bajo el reinado de Felipe II se construyó la puerta del Puente, otro de los actuales símbolos de la ciudad, y la plaza de la Corredera.

Puerta del Puente. Córdoba, España

Ya en el siglo XVII la ciudad volvió a sufrir un duro golpe y decayó enormemente. Tras algunas sequías y epidemias el territorio cordobés comenzó a mermar y su población se redujo. Esta decadencia acabó hacia principios del siglo XX, cuando la ciudad comenzó a recuperarse demográficamente y, posteriormente, económicamente.

Con todo, la ciudad ha conseguido mantenerse como un atractivo tanto para nacionales como para internacionales. Es, sin duda, uno de los lugares más turísticos de la comunidad junto con Sevilla, Granada y Málaga y supone un motor importante autonómicamente.