TIEMPO DE LECTURA: 4 minutos

En la provincia de Córdoba hay infinidad de rincones ideales para hacerse una escapada y disfrutar de un entorno natural mágico. En este artículo te contamos qué ver en Belalcázar, uno de los pueblos con más riqueza monumental de Sierra de Córdoba.

 

Cómo llegar

Al noroeste de la comarca de los Pedroches se ubica uno de los pueblos con más encanto de Córdoba. Limita con El Viso, Monterrubio de la Serena e Hinojosa del Duque, un enclave plagado de iglesias, parroquias y catedrales históricas que vale la pena ir a visitar.

En transporte público, la única opción para llegar hasta Belalcázar es el autobús. Por menos de diez euros y en tan solo una hora y media estarás disfrutando de esta maravilla interior si sales desde la Estación de Córdoba.

Te recomendamos ir con tu propio vehículo, ya que hay un montón de pueblos aledaños que merecen una paradita como mínimo. Si eliges esta opción, desde Madrid puedes llega por la A-5 o por la A-4 tomando el desvío de Ciudad Real. Si vienes desde Córdoba coge la N-432 en sentido norte para poder tomar la N-422 y llegarás en un periquete.

Historia

La historia de Belalcázar se remonta a la Edad del Cobre, y lo podemos ver en el dolmen que todavía se conserva en el municipio. Hay también algunos restos del poblado íbero que antes estaba asentado por los alrededores de la Ermita de la Alcantarilla.

Cartagineses, romanos, visigodos y musulmanes pasaron por aquí a lo largo de los años. Su estratégica localización ha llevado a este pueblo a sufrir una ocupación tras otra y a cambiar varias veces de nombre.

En el siglo XIII entró a formar parte de Córdoba y se construyó su afamado castillo. Fue entonces cuando se decidió llamar Belalcázar a este bello alcázar.

El castillo del pueblo, una de las cosas que ver en Belalcazar.

El patrimonio histórico y artístico de este pueblo se vio afectado tanto en la Guerra de la Independencia como en la Guerra Civil. En la actualidad todavía puedes ver algunas muestras de esta contienda, como trincheras, nidos de ametralladoras o refugios antiaéreos.

 

Qué ver en Belalcázar: Castillo de los Sotomayor y Zúñiga

Este emblemático castillo militar de estilo gótico tardío se levantó en el siglo XV con objetivo de ser la residencia de los Condes de Belalcázar. Se dice que anteriormente había en el mismo lugar una fortaleza romana, que durante la época musulmana se mantuvo en pie.

Ocho torres prismáticas rodean la torre homenaje principal, que es además es una de las más altas de España con sus casi 50 metros.

Sin duda es una de las paradas obligadas si visitas Belalcázar. Pincha aquí para saber dónde está.

 

Qué hacer en Belalcázar: fiestas y romerías 

Romería de La Chiquinina, la patrona del pueblo

La Romería de la Virgen de la Alcantarilla fiesta regional más importante de este poblado y una de las más célebres de todo el Valle de los Pedroches. Se conoce popularmente como La Chiquinina y celebra siempre el último fin de semana de abril.

El sábado Belalcázar se despierta entre romeros. Por la mañana se realiza la ofrenda de las flores, y después de esta misa de noche se celebra la mítica procesión de la virgen bajo la luz de las antorchas. El domingo se lleva a la patrona del pueblo a la Iglesia Parroquial del Santiago el Mayor. El recorrido es un tramo de más de 20 kilómetros y en él se atraviesa hasta un río, el Zújar.

Lo más espectacular es el cierre de la romería es la entrada triunfal de la patrona del pueblo,  que se da al caer la noche bajo una lluvia de pétalos de flores y fuegos de artificio.

 

Otras fiestas populares

Además, en mayo tienen la Fiesta de las Cruces, en la cual se decora el ayuntamiento los balcones con cruces decorativas floreadas hechas a mano por los vecinos.

Otras fiestas que puedes vivir en esta localidad son la Fiesta de la Candelaria, la Romería de San Antón y la de Nuestra Señora de la Concepción en enero, y las Fiestas Patronales de San Roque el 17 de agosto.

Y como en cualquier rincón de Córdoba, los carnavales y el Corpus Christi y la Semana Santa están rodeadas en el calendario.

 

¿A qué esperas para hacerte una escapada a Belalcázar? Seguro que no te arrepentirás.

En este artículo te recomendamos algunos de los otros pueblos con encanto que hay en Córdoba por si este no te ha convencido.