Baños árabes, Córboda
TIEMPO DE LECTURA: 3 minutos

Después de caminar bajo el sol de Córdoba haciendo un tour por toda la ciudad y visitando sus imprescindibles como la Mezquita, el Alcázar de los Reyes Cristianos o uno de sus bonitos patios, probablemente estés agotado y necesites recuperar fuerzas. Y ya te avisamos, la mejor manera para conseguirlo va a ser haciendo una visita a los baños árabes de Córdoba, los baños Hammam.

Andalucía está llena de vestigios del dominio árabe de España, desde magníficos palacios y fortalezas hasta impresionantes portales, barrios históricos y ruinas de antiguos baños árabes. Si bien puede ser interesante visitar y observar estos antiguos baños árabes, lo que es aún mejor es experimentar uno de sus tratamientos o circuitos con exfoliaciones corporales, masajes aromáticos y piscinas cálidas y tranquilas.

Baños árabes, Córboda

Los baños Hammam

Los baños árabes de Córdoba, situados junto a la famosa mezquita-catedral de La Mezquita, en la calle Corregido Luis de la Cerda, son los más grandes de Europa. Al igual que los otros baños Hammam Al Ándalus, que hay en otros lugares de España, está decorado en un lujoso estilo árabe con columnas de mármol ornamentadas, arcos elegantes y tallas intrincadas.

El ambiente único del Hammam evoca la edad de oro de Al-Ándalus, cuando Córdoba era la gran joya de la España morisca: la exquisita arquitectura arabesca y los mosaicos, el sonido del agua salpicando y el aroma de aceites fragantes, las notas relajantes de la música tradicional andaluza, todo se combinan para crear el escenario ideal para la paz y la relajación.

Baños árabes, Córboda

La experiencia

La experiencia más popular consiste en un circuito de una hora y media por las tres salas de agua de los baños (una sala cálida de 36º, una sala caliente de 40º y una sala fría de 18º). Eres libre de completar el circuito a tu propio ritmo y en el orden que elijas, cero presión y cero estrés. Para acabar pasas por una sala de vapor y descanso. Y por si aún sientes que necesitas profundizar más en la experiencia árabe, existen salas donde podrás disfrutar de una deliciosa taza de té verde árabe tradicional con menta.

Además de pasar el tiempo relajándote en las piscinas, tiene muchas más opciones como masajes con aceites esenciales de rosa, azahar, lavanda o ámbar rojo. Y para rejuvenecer, puedes probar el tradicional exfoliante kessa con jabón de uva roja. ¡Toda una experiencia verdaderamente maravillosa que te hará sentir más joven y desde luego te relajará!

Spa

Datos de interés

Está abierto de lunes a domingo durante todo el año, solo tienes que reservar para no quedarte sin disfrutar de esta experiencia.

Es obligatorio llevar traje de baño o bikini, así que acuérdate de meterlo en la maleta, no vaya a ser que se te olvide. Aunque el pelo largo debe ir recogido no hace falta llevar un gorro de piscina y las chanclas se deben quedar en los vestuarios, solo se puede acceder a los baños descalzos.
No te preocupes de la toalla, el champú, gel de ducha, ni secador de pelo. Todo eso te lo darán allí en el vestuario, donde puedes dejar todas tus cosas en una taquilla, incluyendo el móvil, que no se puede llevar durante el recorrido.

Estamos seguros de que ahora no puedes parar de pensar en estos baños y te mueres de ganas por probarlos. Sin duda, tanto si pasas por Córdoba como si pasas por alguna otra ciudad de Andalucía es una actividad que recomendamos al 100% de incluir en vuestros viajes. Te teletransportarás al pasado morisco de Al-Andalus en un segundo al inspirar los inciensos aromáticos y meter en pie en el agua tibia. Si visitas los baños árabes de Córdoba no te arrepentirás.