secretos de la Judería
TIEMPO DE LECTURA: 4 minutos

El pasado de Córdoba está construido en pequeños barrios culturales. El origen de sus leyendas se ha quedado para siempre impregnado en las calles que conforman la ciudad. Pero, ¿qué cuentan esas historias? Todo se remonta a la conquista de los romanos que le dio nombre a Corduba, después a la época dorada de los musulmanes, para finalizar en la vuelta de los cristianos a la Península. Los secretos de la Judería se han conservado como grandes explicaciones a los siglos más revueltos en España.

El paso de numerosas culturas ha permitido que actualmente podamos admirar la belleza de sus recuerdos. Uno de ellos son los secretos de la Judería tras la expulsión de los judíos por parte de los Reyes Católicos Cientos de turistas se acercan al conocido barrio para ser testigos del sefardí andaluz más alucinante.

Si te encuentras visitando las calles más bonitas de Córdoba, te recomendamos que pongas el oído y prestes atención a los secretos de la Judería en pleno corazón del casco histórico:

secretos de la Judería

La exposición

Desde el siglo I, la ciudad cuenta con una larga trayectoria entre moros, cristianos y judíos. Las callejuelas cordobesas acaban siempre en el mismo destino: un barrio andaluz con corte islámico que habla sobre aquellos judíos que tuvieron que ser expulsados.

Sin embargo, antes de su marcha, consiguieron impregnar su arte en uno de los puntos más importantes del antiguo Califato. La Casa de Sefarad reúne los acontecimientos de las civilizaciones pasadas en formato de exposiciones, reliquias, museo y música en directo. De esta manera, los curiosos que se acerquen a tomar la foto pueden poner en contexto su visita.

Si estás pensando qué ver en Córdoba, no te olvides de pasar por los centros culturales en los que puedas ampliar información a tu visita. ¡La disfrutarás mucho más!

Monumentos

No se llevaron todo al marchar. Dejaron en el barrio impresionantes bellezas arquitectónicas como su sinagoga. En su interior, un sin fin de historia hebraica desde la Edad Media en Andalucía. Es la única que se puede visitar en la ciudad, así que si tienes la oportunidad y estás descubriendo los secretos de la Judería, aquí encontrarás cientos de lecciones que te quedan por aprender.

Una vez entrado en el edificio medieval, llama la atención la sala de oración donde podremos admirar atauriques, inscripciones y yeserías que marcan los resquicios de los nazarís. La sinagoga es la clara muestra del arte judío en todas sus vertientes hasta que se tuvieron que marchar. Puedes visitar la tribuna de las mujeres, el patio y el vestíbulo.

secretos de la Judería

La Plaza

La Plaza de las Tiberíades se encuentra presidida por la estatua de bronce declarada símbolo de la sociedad judía en su etapa en Andalucía. En ese lugar se encuentran los principales secretos de la Judería de Córdoba que marcan las leyes del mismísimo Moisés.

El nombre con el que aclaman a esta figura es Sefardí, un importante personaje cordobés del que viene la frase “mantenerse en sus trece”. Se dice que hacía referencia a los 613 preceptos de la Torá, pero sin mencionar el 6.

Hornachuelos

Además de la carga histórica que le estamos atribuyendo al barrio de la judería, su aspecto pintoresco es lo que principalmente llama la atención de sus visitantes. Los cordobeses han coronado las casas que se encuentran junto a la Plaza de Maimónides, como las más bonitas de la ciudad.

Si paseamos por sus callejuelas, seremos testigos de la belleza de las Bulas y los condes de Hornachuelos, conjunto arquitectónico construido en memoria de los que se marcharon.

secretos de la Judería

Sus Balcones

Casi toda la ciudad se encuentra decorada por sus macetas colgada de los balcones. Sin embargo, la judería no tiene nada que envidiarle al resto de barrios cuando se trata de la decoración. La mezcla de judíos y musulmanes ha dejado tradiciones como las de iluminar la alegría de sus casas.

El color azul añil atañe a la alegría de una zona repleta de luz cuando el sol está al caer. Las rejas se entrelazan dejando formas de flores y las plazoletas te hacen perder el sentido si desde alguna de ellas ves la Torre Campanario.

Entre todas las actividades que puedes hacer en Córdoba, no puedes perderte una ruta por los rincones más asombrosos de la ciudad. Parece que por un momento Al Ándalus se aleja para darnos paso a la siguiente etapa y a la vuelta de la esquina volvernos a llevar al imperio andalusí.