Medina Zahara consejos
TIEMPO DE LECTURA: 3 minutos

Las ruinas de Medina Azahara son otro de los elementos claves que te permitirán conocer mejor el arte árabe andaluz. Se trata de un complejo palaciego que Abderramán III, primer califa de Córdoba, mandó construir. Actualmente se mantienen los restos arqueológicos de lo que fue Medina Azahara, por ello para entenderlo primero es necesaria un poco de información y recibir algunos consejos. Incluso también puedes optar por algunos free tour o excursiones que te ofrecerán más información detallada.

Un poco de historia

Medina Azahara fue la capital de Al-Andalus durante el Califato Omeya. Se construyó en el año 936 y a lo largo de sus 112 hectáreas se reunieron los principales edificios del califato. Su auge no duró mucho, este complejo palaciego se abandonó en 1013 tras la caída del Califato.

Hasta 1911 estos restos no se descubrieron, desde entonces se inició la recuperación y restauración del complejo arqueológico. En 2018 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

¿Qué debes ver en Medina Azahara?

Medina Azahara Córdoba

Antes de comenzar el recorrido por las ruinas uno de nuestros consejos es que visites el Museo del Conjunto Arquitectónico Mediana Azahara. En él podrás conocer toda la historia del yacimiento en qué contexto político, económico y religioso se construyó. Es interesante porque te ayudará a tener una idea sobre qué pasó en estas inmediaciones, cómo vivían, y como se pasó de sus años de esplendor a la decadencia.

Al entrar encontrarás un mirador que te ofrecerán vistas de todos los restos de Medina Azahara. Podrás observar cómo estaban distribuidas las diferentes edificaciones, algunas de las puertas de la ciudad y la disposición de las casas. Incluso si observas hacia unos jardines al este vislumbrarás los restos de la que fue la Mezquita principal.

medina azahara, Cordoba, spain

La Puerta de la Casa de Yafar llama por si sola la atención, ya que aún se conservan los tres arcos de herradura. En ella también podrás disfrutar de su cuidada decoración original de arte califal, con temática vegetal y geométrica. También podrás observar cuál era la disposición de este espacio,  una planta  de tres naves longitudinales, s

Otro de los puntos más destacados es el Salón Rico. Gracias a su restauración se ofrece una visión bastante clara de la riqueza que se albergaba en Medina Azahara. En su día este espacio fue el eje central del recinto palaciego.

Por último te recomendamos que pases por debajo de los arcos del Gran Pórtico pues era la entrada principal del palacio de Medina Azahara.

¿Cómo llegar?

Medina Azahara se encuentra a 8 kilómetros de Córdoba. Primero se llega al Museo Arquitectónico Medina Azahara. Para llegar a este punto puedes llegar en coche propio pues se cuenta con parking, o si no con autobuses desde la ciudad. Aquí se debe adquirir el ticket de entrada al recinto (gratis para ciudadanos de la Unión Europea y 1,50 € para el resto) y el del bus lanzadera (2,50 € ida y vuelta).  Para llegar al conjunto arqueológico se necesita usar un bus lanzadera que te llevará a lo largo de 2 km.

Otra opción que se puede barajar es contratar visitas guiada por el yacimiento o excursiones organizadas desde Córdoba que te llevarán directamente en autobús.   

El recorrido habitual de la vista a los restos y al Museo es entorno a las dos y tres horas. En cuanto al horario, del 1 de octubre al 31 de marzo los horarios son de marte a sábado de 9 de la mañana a 6 de la tarde. Los domingos y festivos hasta las 3 de la tarde. Del 1 de abril hasta mediados de junio se mantiene de martes a sábado y de 9 de la mañana a 8 de la tarde y los domingos y festivos solo hasta las 3 de la tarde.

Después de estos consejos para visitar Medina Azahara solo queda visitarla, ¡No te arrepentirás!